Floreta

Making-of

ÁLAMO BLANCO

 

Como en el poema de Juan Ramón Jiménez del mismo nombre, las esculturas muestran armonía entre uno mismo y la naturaleza. Palabras como agua, alma, hoja, flor, plata, tronco, raíz nutren el poema, así como nutren las lámparas.  Poema que expresa el sentimiento de unión con la naturaleza.

 

Arriba canta el pájaro 
y abajo canta el agua. 
(Arriba y abajo, 
se me abre el alma). 
¡Entre dos melodías, 
la columna de plata! 
hoja, pájaro, estrella; 
baja flor, raíz, agua. 
¡Entre dos conmociones, 
la columna de plata! 
(¡Y tú, tronco ideal, 
entre mi alma y mi alma!) 
Mece a la estrella el trino, 
la onda a la flor baja. (Abajo y arriba,

me tiembla el alma)

El discurso de Living Lamps se hunde y se nutre en su materialidad y, superando el estadio de imagen, se transforma en algo más que materiales del bosque. Como también fue transformada la infa Leuce en álamo blanco, según la mitología griega, para escapar de los requerimientos amorosos de Hades, dios del inframundo.

 

 

Es una materia que podemos localizar, reconocer y la insistencia al proceso de elaboración y desarrollo de las esculturas, resta realidad a la materia base. Es efecto de la personalidad de la diferencia con una materia común.

 

 

Mediante la colección Blanco exponemos unas esculturas de pequeño formato, únicas e independientes a base de batería, con una suave luz en su interior y sin mecanismos electrónicos. Muestran el proceso que la ha producido para una mirada diferente dando un toque especial y original a tu rincón, organización y/o evento.

Creadas para que sean únicas e independientes, así facilitamos su libre posición sin necesidad de cables ni corriente, mostrando una faceta emocional y un concepto especial y mágico en los espacios. Las podemos situar como centros de mesa o un conjunto de ellas pueden ir colgadas y expuestas para que sean observadas afectando sensaciones físicas y emocionales.

Living Lamps pone especial énfasis en las formas, colores, texturas y saca a la luz una esencia interna, produce emociones plásticas enfrentadas con materiales conocidos o exóticos de la naturaleza.

 

 

La materia base de las esculturas Living Lamps es muy singular y la naturaleza, junto con el tiempo y el sol, es la encargada de sus peculiares formas. Aún así, el equipo de Living Lamps puede combinar frutos con electrónica atendiendo a necesidades físicas, sensoriales y/o emotivas y si el proyecto lo requiere, también nos podemos encargar del continente para enfatizar su resultado independientemente de la colección que se desee. Dentro de unos mismos frutos y de una misma idea, podemos crear formas muy diferentes

<

© 2015º Sylvia Kuchinow